Thursday, October 19, 2017

ESA NOCHE DE 1955 EN QUE 1.260 NIÑOS DE PENCO PERDIERON SU ESCUELA A CAUSA DE UN FEROZ INCENDIO

                      
Detalles del incendio de Penco en la portada de El Sur del sábado 23 de julio de 1955.
                  Aquella noche del viernes 22 de julio de 1955 debió ser una noche terrible, de pesadilla en Penco. Como narráramos en un post pasado, poco antes de la medianoche estalló un gigantesco incendio que consumió en su totalidad el inmueble donde funcionaban las escuelas públicas N°31 y N° 32 de niños y niñas respectivamente, dejando sin colegio a 1.260 alumnos de Penco, quienes por esos días de julio se encontraban en vacaciones de invierno. La sirena de los bomberos lanzó angustiosos llamados de alarma a los voluntarios de la primera y segunda compañías; pero el fuego ya había avanzado lo suficiente para ser incontrolable. La carencia de un cuidador en la escuela impidió disponer de una información más oportuna para la intervención de los bomberos. Entre tanto, decenas de personas llegaron a las proximidades alarmados por los vecinos. Testigos recuerdan que niños con sus padres que se acercaron a la carrera, para ver si podían hacer algo, pero comprobaron que ya todo estaba envuelto por las llamas. Niñas de los cursos superiores lloraban a gritos por el siniestro que consumía su querida escuela. Aquellas fueron escenas muy conmovedoras recuerdan personas mayores.
            El diario El Sur de Concepción debió parar la prensa para incluir en su primera página, como una noticia de última hora, detalles del siniestro. El reportero de turno fue informado por Carabineros de Penco respecto del alcance del devastador incendio que redujo a cenizas el inmueble de madera, construido luego del terremoto de 1939. Las condiciones del tiempo eran muy desfavorables porque se aproximaba, al parecer, un frente, como que ese día fueron suspendidos los vuelos en el aeródromo de Hualpencillo, según consignó el diario. Sin embargo, no llovió, hecho que sumado a la escasez de agua, muy característica de aquellos años, contribuyó también a que el siniestro se consumara.
            De acuerdo a la información que publicó El Sur el sábado 23 de julio de 1955, debido a la ferocidad del fuego, los bomberos circunscribieron su acción para proteger cuatro salas que se prolongaban paralelas al mercado municipal de entonces que fue, en definitiva, lo único que se salvó. El resto consistente en mobiliario, libros de estudios, mapas, libros de clases fue una pérdida total. El diario informó que tanto el director de la escuela 31, señor Amulio Leyton García, como la directora de la escuela 32 de niñas, señora Ana María Benavente, entregaron una primera estimación de los daños los que superaban el medio millón de pesos de la época. De inmediato ambos directores se abocaron a resolver el problema dónde continuar las clases para no tener que cancelar el año antes de tiempo. Al día siguiente, el sábado a primera hora se dirigieron a Penco el intendente Alberto Carrasco y el director provincial de Educación Primaria, señor Efraín Campana, para imponerse en el terreno de lo sucedido y para acelerar la edificación del nuevo Grupo Escolar de Penco que quedaría ubicado frente a la plaza, en la esquina de Las Heras y Maipú.
           
Dos imágenes del ex alcalde de Penco René Mendoza Fierro.
Las dos escuelas que funcionaban en el mismo inmueble, en horario diferido, sumaban 28 cursos. Se decidió que ocho de ellos continuarían sus clases en las cuatro salas que se salvaron del fuego.  El resto se acomodó en la escuela N° 69 de la Refinería, que funcionaba junto a la casa del administrador en el recinto refinero. El impacto que recibió ese inmueble fue enorme y tuvo que adecuarse con rapidez a la emergencia.

            Las autoridades se movieron rápido. El alcalde de Penco de la época, René Mendoza Fierro firmó de inmediato una escritura a fin de invertir 1.500 millones de pesos en bonos de la Sociedad Constructora de Edificios Educacionales. Informado de la emergencia de la escolaridad en Penco, el ministro de Educación Óscar Herrera Palacios dispuso también acelerar al máximo los trámites para iniciar la construcción del Grupo Escolar. Por su parte el regidor pencón de entonces,
Ex regidor de la época, Armando Jofré.
señor Armando Jofré informó que la empresa Fanaloza había donado 200.000 pesos como aporte a la nueva edificación. Agregó que la fábrica dijo estar dispuesta a hacer más aportes a medida que se fueran presentando nuevas necesidades.


     En el espacio de la antigua edificación se levanta hoy el gimnasio municipal de Penco. Más antecedentes sobre este episodio en el siguiente link de este blog:
  
http://penco-chile.blogspot.cl/2015/06/el-incendio-que-destruyo-la-mejor.html         

No comments: