Wednesday, February 28, 2018

EMOTIVO ENCUENTRO DE PROFESORA VALENTINA CASTRO CON EX ALUMNOS EN PENCO

       
La profesora Valentina Castro con ex alumnos en Penco. Foto tomada de FB. 
         L
a profesora Valentina Castro, esposa del profesor Servio Leyton, vive en El Recodo, camino a Santa Juana, pero su ligazón con Penco es grande, puesto que ella y su marido ejercieron la docencia de por vida en nuestra ciudad. Tanto así que generaciones de pencones los reconocen como sus maestros de los años de niñez y adolescencia.
         La profesora nació en Collipulli y estudió en la Escuela Normal Rural de Angol, donde se tituló en 1951. Su primera destinación profesional fue en Menque, una localidad forestal de la comuna de Tomé, donde permaneció un año. De allí la trasladaron a Lirquén y posteriormente a Penco, donde se incorporó al plantel docente de la escuela N°31, de niños, establecimiento en el que ejerció durante 17 años. Luego trabajó en Cerro Verde Alto y finalmente llegó a la escuela N°90.
         
Valentina Castro y su esposo, el profesor
Servio Leyton. (Foto obtenida del perfil de FB).
Fue precisamente por esa labor de impartir enseñanza básica (primaria se decía entonces) que interactuó y conoció a centenares de alumnos durante su trayectoria profesional. En ellos dejó profundas huellas de educación, formación y nexos emocionales que prevalecen hasta el día de hoy. En ese contexto, un grupo de sus ex estudiantes de la 31, coordinados por Aliro Gallardo, ofrecieron unas once a su ex maestra en el “Café del Palacio”, de Penco. Se juntaron ocho, de la promoción que egresó en 1959, pero que la profesora los había tomado como curso tres años antes.
          “Me alegré muchísimo por el sólo hecho de verlos después de tanto tiempo. Me emocionó el hecho que ellos me recordaran con tanto cariño. En particular, me decían ellos, porque tantas veces los llevaba de la mano. Su afecto hacia mi persona les nacía de mi actitud maternal hacia el curso, a pesar de ser yo tan joven”, comentó la profesora Valentina para nuestro blog días después de este encuentro realizado el jueves 15 de febrero de 2018.
          Junto con haber departido la sabrosa y bien conversada once, el grupo de ex alumnos le entregó un obsequio con motivo de la ocasión, oportunidad en que también se recordaron muchas anécdotas de compañeros presentes y ausentes, tanto del curso  en particular como de la escuela N°31 en general. En encuentros como estos siempre asoman lágrimas de alegría y ésta no fue la excepción. El grupo ya la había visitado un par de veces, pero muchos años antes en su casa de El Recodo. Valentina Castro se retiró de la actividad docente en 1991.   

No comments: